top of page
  • arealamexicana

Nada de motivacional... solo pensamientos mientras sigo en cama por Dengue


Durante mucho tiempo he visto pasar sobre mis ojos a amigas y familiares y siempre he tenido la sensación de estancamiento, más allá de una visión profesional, simplemente no entendía porque a ciertas personas no se nos da eso de tener una relación, de establecer lazos emocionales porque soy una persona abierta a conocer distintas personas, personalidades vaya que distintas, pero simplemente no lograba una verdadera conexión y ese capitulo en mi vida sigue en signo de interrogación aún.

Sin embargo, más que una "maldición" o una visión de "desventaja" hoy estoy aprendiendo a conocerme un poco más, a comprender que no estamos en este mundo para presionar, digo, tampoco es que dejemos todo "fluir"y en ese pretexto no hagamos por nada por ser felices, pero les juro que como una iluminación extraña a mi ser, en estos días que estuve encerrada en cama con Dengue, llegó un cuestionamiento aún mayor ¿realmente quieres una pareja?, es decir, realmente añoras más allá de la visión de no estar sola, ¿Quieres una vida en pareja?, ¿Quieres convertirte en ama de casa? y no porque tenga algo malo, pero en ese insistir y presionar, la respuesta se vuelve muy a la ligera cuando abres tu corazón al 100%, hoy lo veo... no mi gente bonita, no quiero una pareja, no quiero ser ama de casa, no me veo siéndolo y hoy más que una "maldición" de Dios, estoy entendiendo que me está alejando de quienes podrían ponerme en esa posición, pero no bajo los esquemas de vida que quiero, porque al final del día, a este mundo venimos a dejar huella, a vivir intensamente, a ser quien quieres ser y yo, el día de hoy no he encontrado quien comprenda esa libertad y amor propio que tanto me ha costado construir, entonces, hoy comprendo que no estoy en este mundo para cumplir un roll y no es ninguna maldición, es la oportunidad de mi Dios para hacer lo que quiero, de seguir luchando por eso que he soñado desde niña.

No me cierro a la posibilidad de conocer a alguien maravilloso, pero ese no es mi "leitmotiv" para levantarme cada día y eso es una oportunidad de lograr lo que estoy buscando, lo tengo claro y si camina conmigo bienvenido, pero hasta el día de hoy, seguimos caminando solas y AGRADECIDAS de poder hacerlo, no porque agradezco la soledad, si no porque agradezco no sentir obligación por estar con alguien... solo por estar... y eso, más que una maldición es una bendición, ahora lo entiendo.

62 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page